Buscar
  • M. Laura Acuña

ERP, ahora más que nunca

Actualizado: jun 29

“Es muy caro”

“Los tiempos de implementación son demasiado largos”

“No tengo tiempo para eso”

“Con las planillas de excel nos manejamos bastante bien”

Son algunos de los comentarios recurrentes en aquellas empresas que aún no se han animado a adoptar un sistema de gestión, y que continúan aferrándose a las planillas y al clásico anotador. 




Año 2020, el Covid-19 se instala en el mundo y ahora, más que nunca, nos damos cuenta de la importancia de tener toda nuestra información en la nube, a la que se pueda acceder en cualquier momento, y que permita tener siempre la misma actualizada, sin necesidad de papeles ni empleados compartiendo el mismo espacio físico. La pandemia expuso una realidad ineludible: la pequeña empresa ya no puede seguir esquivando a la tecnología, sino que la necesita como nunca antes.


Es entendible que el pequeño empresarioofrezca resistencia al cambio, pero para eso es importante desenmascarar algunos de los mitos más recurrentes a la hora de hablar de sistemas de gestión: tiempos de implementación eternos e inalcanzables para el emprendedor. Verdadero y falso. Dependiendo del software que se utilice, algunos sistemas necesitan más de un año para implementarse correctamente pero hay un abanico de opciones muy amplio que nos acerca a otros sistemas que permiten implementar procesos básicos como compras, ventas y stock en apenas 1 semana. Otro factor de rechazo suele ser el precio. Debemos detenernos en este punto y analizar: “¿Cuánto vale mi tiempo?” “¿Es realmente más caro invertir en un sistema que automatice  los procesos?” Hoy en día se ofrecen infinidad de opciones que permiten contratar servicios básicos a precios razonables y luego agregar funcionalidades según se necesite. No debemos olvidar el objetivo a largo plazo, lo que hoy parece caro, mañana nos permitirá ahorrar mucho más dinero y recursos.  


El mismo entorno se amolda a lo inevitable. En Argentina la facturación electrónica comenzó a pisar fuerte hace más de 10 años, y hoy en día nos encuentra en plena pandemia funcionando a toda marcha y de manera obligatoria desde abril del 2019. Esto facilitó a que los pequeños comercios sigan facturando y que la rueda siga girando. Los procesos se adaptan a la tecnología porque los beneficios son innegables.


La pandemia demostró que frente al caos la tecnología permite dar vuelta de hoja y seguir su curso. Nos adaptamos, nos reinventamos, pasamos de ir al gimnasio a hacer actividad física en casa a través de YouTube, nos volcamos al ecommerce para hacer nuestras compras diarias, y abusamos del delivery. La vida sigue, y la tecnología es quien lo facilita. Quien se amiga con ella es quien sale ganando.


10 vistas

©2019 por www.golive.com.ar. Creada con Wix.com